• Lunettes

    Amo hacer estas masitas. Muchos las llaman espejitos otros les dicen ojitos  y en francés se dicen lunettes que significa anteojos. La masa es muy delicada y es lo más complicado para hacer, pero sigiendo mis consejos no van a tener problemas.

    Seguir leyendo
  • Pasta Flora

    La pasta Frola (o Pasta Flora como le decían mis hijas de chiquitas) es un clásico delicioso de la cocina rioplatense con varias versiones de relleno: dulce de membrillo, de zapallo, dulce de leche y por qué no… frambuesas como la que ven en la foto! Las tiras son lo más complicado de todo, pero

    Seguir leyendo
  • Rosca de Pascuas

      Les voy a contar un secreto. esta es una receta de stollen alemán, que yo adapto y transformo en rosca, porque me resulta mucho más sabrosa que la receta tradicional de rosca. Van a ver que una vez que la implementen, no la cambian más.

    Seguir leyendo
  • Torta Mousse

    Esta torta fue de las primeras cosas que aprendí a hacer de muy chica; fácil como ninguna!. Mi inclinación, como la de muchos fue al principio por las cosas dulces, y me deleitaba preparando cosas con las que me gustaba sorprender a mi familia y amigas para la hora del té. Desde chiquita, ya era

    Seguir leyendo
  • Crumble de peras y jengibre

    Amo las peras, pero es de las pocas frutas que me gustan más en postres y tortas que naturales. En otoño son especialmente ricas, están en su mejor momento. También me encanta como quedan combinadas con jengibre, es una mezcla exótica pero que a las peras le queda de maravillas. Se puede prescindir del jengibre

    Seguir leyendo
  • Carrot cake

    Esta receta es un clásico para el desayuno, el té o un cafecito. La zanahoria es el ingrediente protagonista, pero las especias son las que le van a dar ese saborcito especial que la transforma en una de las tortas más demandadas.

    Seguir leyendo
  • Scones

      Los scones son un clásico a la hora del té, pero tienen un secreto: la masa no se amasa y la manteca no se toca con las manos para evitar que se derrita. La opción salada se obtiene reemplazando el azúcar por queso rallado. Las dos variantes son deliciosas y fáciles de hacer.

    Seguir leyendo