Corona de tela

Llegó el momento de vestir la casa y qué mejor que empezar por la puerta para darle la bienvenida a nuestros invitados. Esta corona “hand made” es divina, la pueden armar en familia y hacerla del color que más les guste. Pueden agregarle cintas, botones, cascabeles y hasta lucesitas. Nada más lindo que una corona hecha por uno mismo!

Van a necesitar:

50 cm de malla de plástico tejida verde o negra

Tijeras

Cintas

Retazos de telas

1mts de alambre común

 

1 Cortar la plancha en forma de círculo. Lo ideal es medir el tamaño de la puerta para o del lugar donde la vayan a colocar para que quede proporcionada. Es conveniente marcarla previamente con un marcador para que el corte sea parejo. Una vez cortada, cortar otro círculo en el centro.

2

Cortar cintas y retazos de tela de unos 3 cm de ancho  x 15 cm de largo. Conviene cortar todos los retazos primero para agilizar el trabajo. Para un aro de 40 cm de diámetro, van a necesoitar 1,800 kg de tela cortada.

Animense a combinar rayas con flores, lunares y escoceses. cuanta más variedad, más divertida queda.

 

3

Enhebrar sobre la malla los retazos, haciendo un nudo simple pero firme. Traten de alternar las cintas para que al final, la distribución de colores sea pareja. Cada huequito deberá quedar cubierto para que la corona tome buen volumen.

4

No desesperen si al principio la ven sin mucha gracia. ¡Hay que tupirlas bien!

Una vez terminada, pasarle un alambre sobre el contorno externo para que la corona no se doble y se mantenga firme.

Consejo: todos pueden ayudar y es una linda idea para hacer con los chicos. Una corona grande de unos 40 cm de diámetro, puede llevar un par de horas, pero esta es una manualidad que puede hacerse en varias etapas.

¡Lo importante es disfrutar mientras la hacen!