Pan de remolachas

Este pan de remolachas se desarma al cortarse, por eso no es un pan que recomienddo para un sandwich, pero si para acompañar una picada, o una tabla de quesos variados. Además de rico es nutritivo y tiene una cantidad de semillas y condimentos diferentes que lo hacen sofisticado pero deliciosos la vez. No lleva levadura, sino polvo de hornear, cosa que además lo hace fácil y rápido de hacer. Lo miro y me lo quiero comer de la foto!  Sin duda, uno de mis panes preferidos!

Ingredientes y procedimiento

Pincelar una budinera rectangular de 30 x 12 cm y unos 10 cm de alto, con aceite y reservar. Encender el horno a 200C

Mezcla 1

Mezclar y reservar

½ taza o 50 gs de avena en escamas

½ taza de tomillo fresco

1/3 taza o 50 gs de semillas de girasol

2 cditas de semillas de lino

 

Mezcla 2

Mezclar en un bol aparte

100 gs de harina

100 gs de harina integral

2 cditas de polvo de hornear

¼ cdita de bicarbonato de sodio

1 cdita de sal

200 gs de remolacha cocida rallada fina

Tamizar los secos, incorporar la mezcla 1 a la 2 (reservando una cuchara sopera de la mezcla 1) dejando la remolacha para el final. La remolacha con su consistencia pastosa, va a ser el ingrediente encargado de unir las semillas y las harinas. Una vez formada la masa, incorporar la preparación 3.

 

Mezcla 3

En otro bol

Batir 2 huevos grandes

1/3 taza de aceite de girasol

1/3 taza de crema de leche

1 cda de miel o jarabe de ágave

 

Por último agregar 120 gs de queso feta sin que se desarme demasiado.

Colocar la mezcla en la budinera pincelada con aceite y espolvorear con la cucharada de semillas reservada.

Hornear durante 30 a 40 minutos. Comprobar la cocción insertando la punta de un cuchillo o un palillo y comprobar que salga seco.