Reconocer un buen jengibre

 

Secretos para elegir el jengibre correcto y aprovecharlo bien en la cocina.

Para elegir un buen jengibre es importante que su cascara se vea lisa y bien brillosa.

Este rizoma contiene mucha agua, por lo tanto, cuando envejece la piel se arruga y se opaca. Eso significa que está seco y de esa manera es poco el uso que se le podrá dar en la cocina.

Para aprovechar toda su pulpa, conviene pelarlo raspandolo con el filo de un cuchillo o el borde de una cuchara.

Una vez abierto el jengibre, conservarlo en la heladera dentro de un vaso con agua para que no se oxide.

El polvo de jengibre es una alternativa válida, pero hay que dosificar bien las cantidades porque tiende a dar un sabor amargo a las preparaciones.