Salsa de tomates

Esta es la típica salsa de tomates que no puede faltar en la heladera o la despensa. No es difícil hacerla en casa y es el complemento ideal para unas albóndigas, una pasta o para nuestra receta de ratatouille.

Ingredientes

1 zanahoria rallada

1 cebolla picada

1 diente de ajo

30 gs de aceite de oliva

700 gs de tomate en lata o tomates frescos picados

1 puñado de albahaca fresca

1 cdita de sal

1 cdita de extracto de tomate

1 cdita  de azúcar

250 cc de caldo de verduras

 

Procedimiento

Calentar en una sartén el aceite y rehogar la zanahoria junto con las cebollas hasta que estén dorados. Incorporar el ajo picado y cocinar un par de minutos más, cuidando que elajo no se queme. Agregar los tomates en trozos, la sal, la albahaca y el extracto de tomates. Cocinar a fuego lento durante 1 hora y tapando la preparación con una tapa de papel manteca hecha a mano para que no se evapore demasiado. Agregar de a poco el caldo de verduras para que la salsa quede más ligera y que no se pgue en la base.

Rectificar la acidez y si fuera necesario, agregar el azúcar.

Terminada la cocción, procesar o licuar (según la consistencia que se le quiera dar)

Se puede guardar durante 4 días en la heladera o bien en el friser un par de meses. Para conservarla en la despensa, visitá mis Tips de cocina para conservar alimentos.