Estamos actualizando mi web, el funcionamiento puede verse afectado.
Estamos actualizando mi web, el funcionamiento puede verse afectado.
Blog

¡Coman Chocolate!

coman chocolate

Cuántas palabras para describirlo, ¡cuantas metáforas, cuentos, poemas y onomatopeyas! Cuantas cabezas, plumas, manos y paladares fueron inspirados en un solo sabor. Cuantas palabras, tantas, para una sublime  e inigualable sensación.

Coman chocolate, pero cómanlo sin ese instinto que nos invade a todas las mujeres como una fiera indomable: la culpa. Y parte de esa culpa tiene que ver con que engorda. ¡Si,  el chocolate efectivamente engorda, muchísimo!

 

Engorda el alma, engorda los sueños, las ilusiones y la esperanza.

Engorda los deseos, todo tipo de deseos, engorda el entusiasmo y los caprichos.

Cuando se sientan solas, coman un chocolate.

 

Cuando todo en el mismo día salió diferente a lo pensado, coman chocolate; si tomaron una copa de más, coman chocolate; si el sueño las invade en un momento inoportuno, coman chocolate; si la desilusión es amorosa, cómanse una caja de chocolates; si van de visita a una casa, lleven bombones, porque no habrá regalo mejor apreciado ni bálsamo más reparador que un rico chocolate.

 

La vida es un suspiro; aprendamos a suspirar nosotros por aquellos pequeños placeres que logran gratificarnos transportarnos y evadirnos al menos por un pequeño instante a nuestro propio realismo mágico que nos llenará el alma de puro placer y de una inmensa pasión que sólo el chocolate es capaz de transmitir.

 

¡Coman chocolate y disfrútenlo!

 

[stnsvn-button-small url=”/blog” button_text=”Volver al blog”]

Guardá esta entrada en Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite a mi newsletter