• Mousse de chocolate

    Este postre es un clásico que no pasa de moda. ¿Quién no se tienta con una mousse para terminar una comida? Te recomiendo siempre que le agregues algo crocante, desde granitos de sal gruesa hasta un praliné, o unas galletitas desmenuzadas.

    Seguir leyendo